¿Qué es lo que va a hacer con la dinamita?

Icono

Volar un puente

L´angle du Cinéaste: Get Smart


El Súper Agente 86
(Get Smart)
Peter Segal, 2008

Bienvenidos al angle du Cinéaste de esta nueva temporada. Después de 5 angles de calentamiento en la etapa de gestación de este blog, vuelve esta sección con la comedia “Get Smart”, la segunda versión cinematográfica de la serie de televisión de 1965 creada por el genial Mel Brooks. (La primera fue The Nude Bomb, en 1980, con el Maxwell Smart original, Don Adams).

Para los que veían la serie en su juventud, recordarán que se trataba de un torpísimo agente secreto que trabajaba en la agencia CONTROL y luchaba contra la agencia enemiga, KAOS, siempre con muchas comicidades y siendo apoyado y muchas veces salvado por su compañera, la Agente 99.

Me gustaba mucho la serie cuando la veía de niño, pero siempre me chocó la voz increíblemente fingida que hacía el Tata Arvizu en la versión en español. Sí, Smart era torpe, pero para mi gusto el Tata lo hacía sonar tonto, buscando forzar la comedia. Y la comedia falla al momento en que se le forza. Lo genial de personajes como Maxwell Smart o el inspector Jacques Closeau, es que de una u otra forma, ellos sienten que son el mejor elemento que tienen sus fuerzas policíacas o de investigación, los más brillantes agentes que trabajan con la seriedad que su cargo les exige; verlos fallar una y otra vez en sus métodos, pero a la vez obtener los resultados deseados, es lo que hace grande a personajes como estos. Pasó el tiempo y pude verla en su idioma original y apreciar lo que hacía el actor con su voz. En nuestro país, esta nueva versión se estrenó también doblada al español con la voz, nuevamente, del Tata, pero mi recomendación es verla en su idioma original.

Aparentemente KAOS ha sido vencida. Maxwell Smart trabaja como analista en CONTROL, sufriendo de la rutina del trabajo diario de oficina y soñando con ser un agente de campo, como el admirado Agente 43 (Dwayne Johnson). Resulta que KAOS está lejos de haber sido vencida y logra ingresar al cuartel de su agencia enemiga, robando los archivos en donde se esconden las identidades de todos los agentes secretos. El jefe de la organización hace agente a Smart, lo pone de compañero de la Agente 99 y la investigación comienza.

A partir de aquí, somos testigos de las torpezas de Smart y de la difícil relación que tienen él y Agente 99, quien al principio se muestra reticente a trabajar con alguien como él, torpe y sin experiencia, pero poco a poco logra encariñarse con su compañero. Más adelante, Smart será acusado de traición y tendrá que probar su inocencia.

A grandes rasgos, el filme cumple pero se queda algo corto. No creo que sea una mala película, pero tampoco será recordada como la comedia del año. Una de las apuestas de Peter Segal fue aludir a la nostalgia de los espectadores que veían la serie, por lo que algunas de las secuencias se me antojaron sobradas y con poco fundamento, como la inclusión del Agente 13, interpretado por Bill Murray, aquel miembro del equipo que siempre se encontraba escondido dentro de un árbol. Aquí tiene su inclusión, con un actor muy reconocido como Murray, pero simplemente es una escena que sobra y que podrían haber quitado sin el menor problema ya que alenta el desarrollo de la historia. Tiene algunas otras cosas que pudieron ser utilizadas como los grandes gags que alguna vez pensó Mel Brooks, como el zapatófono, que aquí lo mencionan simplemente porque lo tienen que mencionar.

Tiene buenas secuencias de acción, algunas de las secuencias de comedia son buenas pero como hay buenas hay otras que si no son malas, están desperdiciadas. Creo que podían haber logrado mucho más en la escena en la que Agente 99 tiene que bailar con el enemigo ruso y al mismo tiempo Smart hace un duelo de baile contra ellos, bailando con una gorda. La secuencia es MUY larga y realmente no sirve para mucho.

El punto fuerte de esta versión cinematográfica son sus actores: Steve Carrel y Alan Arkin vuelven a juntarse luego de Little Miss Sunshine (por la que el segundo ganó un Oscar como actor de reparto), ambos están muy bien aquí y llevan el peso que exigen sus personajes. Inclusive Arkin participa en la secuencia final, llena de acción y lo hace muy bien. Anne Hathaway lo hace bien, es buena compañera de Smart, es increíblemente guapa, tiene secuencias en las que se ve espectacular, es adorable y si para este momento no se han dado cuenta, me declaro total y absolutamente perdido por ella e iría a ver una película que hablara sobre la evolución de las engrapadoras a lo largo de la historia si Anne Hathaway saliera ahí.

¡Dwayne Johnson no está mal! ¿Quién diría que La Roca sería un buen patiño en una película cómica? James Caan hace un muy buen cameo como el presidente de Estados Unidos y también aparece Ken Davitian (El dueño del desnudo más infame en la historia del cine en Borat, la que creo es la mejor comedia de 2006. Muy recomendable.) como el esbirro del villano, interpretado por Terence Stamp. El señor Stamp es un gran actor y no me cabe duda de que es el mejor actor de todos los que participan en esta película, sin embargo aquí lo sentí algo débil y creo que a su personaje le faltó la villanía y excentricidad que un antagonista de una película de comedia requiere.

¿Recomiendo la película? Sí, es divertida, no duele pagar el boleto de entrada, tiene secuencias muy buenas en las que me reí bastante, pero creo que se quedo en el “casi” de ser una muy buena comedia debido a algunas malas decisiones de Peter Segal.

Lo único que odié es que en algunos momentos Segal subestima a sus espectadores y explica cosas que se entenderían muy bien sin tener que hacer uso de flashbacks para que uno diga “ah, mira, pusieron el flashback de lo que vimos al principio de la película, por eso es que Smart hizo lo que hizo, pero como no somos tan inteligentes y nuestra memoria no funciona como para acordarnos de lo que vimos hace 60 minutos, nos los tienen que volver a pasar”. Eso no se hace y eso es lo que hace la diferencia entre una gran película y otra que se queda en el camino. Esto le quitó muchos puntos, pero por Anne Hathaway aguanto lo que sea. Y si la película es en su mayor parte divertida, pues venga.

Y como me he declarado absoluto admirador de Miss Hathaway, cierro este Angle du Cinéaste con su foto bella, bella. Me quiero casar con Anne Hathaway. Ya, lo he dicho.


** 1/2 (de 4)
(A la película, claro. A Anne H. le doy mil estrellas, de mil)

En el próximo Angle abordaremos la peor película que he visto este año. Estad pendientes.

Archivado en: Alan Arkin, Anne Hathaway, cine, crítica, El súper agente 86, Get Smart, Steve Carrel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

wordpress visitors

Mix mix mix

Un día del niño.
Mixtape para un día del niño
Un día de apocalipsis.
Mixtape para un día de apocalipsis
Un día de peda.
Mixtape para un día de peda
Un día en el camino.
Mixtape para un día en el camino
Febrero
Mixtape: Febrero
Un día de arrepentimiento.
Mixtape para un día de arrepentimiento
Un día de muerte.
Mixtape para un día live from vol. 2
Un día feliz.
Mixtape para un día feliz
Un día live from vol. 2.
Mixtape para un día de muerte
Un día live from
Mixtape para un día live from
Para un día culpopso
Mixtape para un día culpopso
Para un día de sexo
Mixtape para un día de sexo
Enero
Mixtape enero
Para un día de odio
Mixtape para un dia de odio
Para un día de amor
Mixtape para un dia de amor
Para un día en la playa
Mixtape para un dia en la playa
Para un día nubaldo
Mixtape para un dia nublado
Octubre
Weaver of Dreams
Eine Kleine Rock Musik
Julio
Junio
A %d blogueros les gusta esto: